viernes, 21 de mayo de 2010

¿POR QUÉ SOMOS ASÍ LOS DEL ATLETI?


Todos conocemos la famosa campaña de publicidad en la que el hijo le pregunta al padre: Papa, ¿Por qué somos del Atleti? Y la semana pasada pasada parecía que muchos encontraban la respuesta a esa pregunta con la consecución de la Europa League. Incluso el club sacaba una camiseta que decia: Por esto somos del Atleti. Yo nunca he cuestionado los motivos de mis sentimientos ni he dudado de ellos pero después de vivir el pasado miercoles la fiesta rojiblanca de Barcelona si que me pregunto ¿Por qué somos así los del Atleti? No le encuentro una respuesta ni fácil ni dificil pero me enorgullezco de ello.

Mi historia en la final de la Copa del Rey comienza en Algeciras, mi lugar de residencia, de donde partí el martes hasta mi pueblo, Adra (Almería), donde tengo a mi padre, el culpable de que mi corazón sea rojiblanco. Desde allí los dos nos desplazamos hasta Almería para a las 00:00 coger un autobus que nos llevaría junto a la Peña Atletica Cheyenne de Almería a Barcelona con lo que completar casi 1200 kilometros de trayecto. En el bus coincidimos con Atléticos que habían estado en Hamburgo y nos contaban su experiencia en tierras germanas asi como unos que con ésta cumplían su 3º final de Copa (las tres perdidas) y otros que se estrenaban. Entre charlas y algunos sueños llegamos a la ciudad Condal a las 10:30 con todo el día por delante. A esa hora ya había bastante gente en la fan zone del Atlético pero fuimos viendo como poco a poco se producía la invasión de Barcelona por parte de la marea rojiblanca hasta llenar la Plaza de España y sus aledaños. Donde se palpaba la alegría y no paramos de cantar ni un instante, algo que me hizo preguntarle a mi padre: Si esto está pasando ahora ¿Cuando empiece el partido que nos espera por parte de esta afición? No me imaginaba la lección que daríamos de lo que es amar a un club. Durante el día nos encontramos con gente que venía desde Canarias, Málaga o Badajoz lo que nos emocionaba más, no solo estaban los madrileños a los que pillaba más cerca sino que nos habiamos desplazado desde todos los rincones de este país. Más tarde el largo camino de tres kilometros que separaba la fan zone del Atlético del Camp Nou se convirtió en una una delicia gracias a los canticos y saludos que nos acompañaron durante todo ese recorrido. Una vez en los alrededores del estadio se palpaba la ansiedad por entrar y que empezara el partido aunque antes jaleabamos la entrada del autobus que traía el equipo al estadio. Lo siguiente era acceder al Nou Camp y colocarnos en nuestra localidad. Yo tenía ciertas dudas de como estariamos situados ya que teniamos entradas de la federación y si bien había comprobado por internet que el lugar de los asientos (gracias Gahan) era de los privilegiados tendía algo hacia el fondo del Sevilla por lo que no sabía de lo que estaría rodeado. Pero conforme iba entrando en el estadio y buscaba la boca 232 donde estabamos situados solo veía colores rojiblancos por todas partes. Y una vez en la grada mire a mi alrededor y no solo estaba rodeado de Atleticos sino que nuestros colores poblaban 3/4 partes del estadio dejando a los sevillistas unicamente el gol Norte. Según mis calculos eramos más de los 50.000 que se apuntaban.

Una vez comenzado el partido, el temprano gol de Capel nos impidió disfrutar más de los 90 minutos del encuentro y el postrero de Navas se antojaba como un castigo excesivo por lo visto sobre el terreno de juego por parte de los dos equipos. Aunque yo no lo veo con objetividad ya que soy parte implicada, pero como dicen por Argentina "los goles no se merecen, se hacen". Entonces llegó el pitido final por parte del arbitro y la noche nos deparaba la mayor sorpresa en forma de gesto de la afición Atlética hacia su equipo, al que animaba durante los siguientes 30 minutos con canticos y alzando las bufandas y banderas rojiblacas al viento de Barcelona. Sin moverse un alma de la zona Atlética y demostrando porque dicen que somos la mejor afición del mundo. No se como se vería por la televisión pero en el estadio solo se escuchaban los canticos de la hinchada rojiblanca que llegaron incluso apagar el himno sevilllista que sonaba por megafonía cuando se produzco la entrega de la Copa. Esos 30 minutos son los más impresionate que he visto en mi vida y me parece harto complicado que vuelva a vivir algo parecido. Yo en los partidos que he asistido al Calderón entre los que se incluye el del centenario o en la final de Copa del año 2000 ante el Espanyol no había vivido nada parecido a lo acontecido en el Camp Nou. Lo que demuestra que la afición de este club y por ende la institución está por encima de dirigentes, entrenadores o jugadores, algo que hace al Atleti inmortal. Solo me queda decir que ¡ATLETI SOMOS NOSOTROS! y ¡TE QUIERO ATLETI!

8 comentarios:

  1. Los sevillistas son afortunados por haber podido asistir en directo al espectáculo que es esta afición atlética. No sé si volverán a tener esa oportunidad otra vez. Tendrán que esforzarse para volver a jugar una final contra nosotros y así repetir la experiencia.

    A nosotros, los afortunados que formamos parte de esto, nos esperan muchos más momentos así por todos los campos de España y Europa.

    Nos vemos en la final del año que viene =)

    ResponderEliminar
  2. INOLVIDABLE, cada vez estoy más orgulloso de ser del Atleti.
    Un saludo desde http://derojoyblanco.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. Una autentica leccion la dada, a mi esta derrota me ha echo amar más mis colores y es un sentimiento que no podemos explicar pero este año hemos ganado un titulo y eso nos hace grandes a pesar de no acabar con la guinda de esta copa.
    Aupa atletiiiiiii

    ResponderEliminar
  4. Hoy en día, el Atleti es sólo afición. Siempre estamos por encima de nuestros jugadores, entrenadores y dirigentes. Hay que cambiar. un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. La verdadera grandeza de un club y, en definitiva, de cualquier persona se demuestra cuando pierde. Cuando uno gana todo se ve de color de rosa. Al ganar la Europa ligue algunos periodistas hablaban de que nuestros dirigentes no eran en el fondo tan malos ya que se había conseguido el título (increible). Pero la derrota en Barcelona ha demostrado que el sentimiento de la afición por su club va más allá del puro deporte. Fue algo místico, mágico y emotivo. No me arrepiento de haber ido. Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Se nota porque es considerada la mejor aficion de españa y lo demostro en la final de copa.A pesar de que el equipo no tubo suerte y que muchas veces aparecieron los nervios como en la pelea que se tubo en el terreno de juego,lo que queda al final es la aficion y esta es de 10.
    A pesar de que el tu equipo fue derrotado seguro que te lo pasastes genial en la final.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. @India rojiverde
    Fue una final irrepetible, tanto por el Atletico como el Sevilla y el escenario en el que se dió.

    @Adal
    Siempre he llevado a gala ser del Atleti y con cosas asi mas todavia.

    @Jairo
    Cada dia se ama más estos colores.

    @Nico
    ¿Felicidades?

    @Fernando Sanchez
    Sin duda llevamos mucho tiempo por encima del club

    @Jose1903
    En las victorias es facil. Es en las las derrotas cuando se ve lo bueno o malo de cada uno y esta aficion ha dado una leccion.

    @Algecirista
    Fue algo inolvidable que lo llevaré siempre presente. Fue más que genial

    ResponderEliminar